Wednesday, May 16

Un pequeño paso para Vogue...


...pero uno grande para la industria?

A principios de mes se hizo pública la decisión que tomaron todas las ediciones de Vogue de ya no incluir en sus producciones a modelos menores de 16 años ni que parezcan sufrir de desórdenes alimenticios. Esta medida se comenzaría a aplicar a partir de la edición de este mes de junio, lo que impactó aún más por su carácter de inmediato. No podemos decir que fue una noticia inesperada, aunque sí asombró que las 19 publicaciones Vogue internacionales lo decretaran al unísono y con un movimiento de prensa considerable, sobre todo cuando se trata de un tema muy delicado en la industria de la moda como es la salud de sus modelos. 


¿Más vale tarde que nunca?

Por décadas, las revistas de moda han sido criticadas por sostener y fomentar ideales de belleza irreales. Por otro lado, la creciente presencia de las model-celebrities retocadas digitalmente en las producciones de moda no hizo mucho por mejorar la situación. Si bien desde hace un tiempo Vogue viene apoyando las iniciativas del Council of Fashion Designers of America (CFDA) por fuera, ésta es la primera vez que se reformula la forma de proceder de la biblia de la moda

http://www.emcblue.com/wp-content/uploads/2011/03/herve-5120x3200.jpg
Cindy Crawford en 1993 para Hervé Léger Vs Modelos para Hervé Léger hoy

De acuerdo un artículo de Plus Model Magazine,  las modelos de hoy pesan un 23% menos que el promedio, cuando hace 20 años ellas pesaban ‘solo’ un 8% menos. 


Bajo esta nueva política, Vogue emitió lo que serían a partir de ahora sus nuevos 'mandamientos':

1. No trabajaremos, a sabiendas, con modelos que sean menores de 16 años o que parezcan sufrir de desórdenes alimenticios. Trabajaremos con modelos quienes, desde nuestro punto de vista, sean saludables y ayuden a promover un estilo de vida saludable.
2. Solicitaremos a los agentes a no enviar, a sabiendas, modelos menores de edad. Y solicitaremos a los directores de casting de verificar documentos de identidad al seleccionar modelos para fotos, shows y campañas publicitarias.
3. Ayudaremos a estructurar programas de mentoría donde modelos más maduras puedan aconsejar y guiar a las más jóvenes y ayudaremos a crear una campaña de sensibilización a través de la educación, como ha sido integral en la Iniciativa de Salud del Council of Fashion Designers of America.
4. Estimularemos a los productores a crear condiciones de trabajo saludables en el backstage, incluyendo opciones de comida saludable y respeto a la privacidad. Alentaremos a los directores de casting a no retener a las modelos por períodos de tiempo no razonables.
5. Animaremos a los diseñadores a considerar las consecuencias de producir prototipos de medidas poco realistas, lo cual limita al rango de mujeres que pueden ser fotografiadas usando sus prendas y fomenta el uso de modelos extremadamente delgadas.
6. Seremos embajadores por un mensaje de imagen corporal saludable.


 
Sin duda alguna, esta decisión tendrá buenas repercusiones. Últimamente, se contrataban modelos cada vez más jóvenes para campañas publicitarias. Veíamos desde adolescentes hasta pre-adolescentes fotografiadas para demostrar un ideal de cuerpo inexistente en una mujer adulta. Esto no solamente era perjudicial para la imagen general de la mujer fashion y con glamour a la cual aspiran muchas lectoras de revistas de moda, sino para las jóvenes modelos quienes podrían sentir amenazada su utilidad en el mundo de la moda si su cuerpo se veía modificado por las curvas. 

¿Se sumarán las demás editoriales? ¿Se tomarán las mismas medidas para los male models? Es innegable que este cambio tendrá un efecto renovador en la imagen de Vogue, pero es bueno ver que la influencia y el poder se utilicen con fines constructivos.